fbpx
Publicar Alojamiento
Iniciar sesión / Registrarse
EUR
Buscar

Aún no tienes alojamientos guardados.

Blog de turismo rural 🏕 Ventederural

Noticias sobre el turismo rural en España

Barranco de Poqueira

Ruta por La Alpujarra granadina: pueblos blancos frente al Mulhacén

La Alpujarra granadina es una comarca de alta montaña situada en la ladera sur de Sierra Nevada. Los preciosos pueblos blancos incrustados en las laderas, la conquista del Mulhacén desde Capileira o Trevélez, y la gastronomía local con su exquisito jamón, son sólo algunos reclamos para hacer una ruta de tres o cuatro días.

La carretera A-348 vertebra a lo largo de 60 kms una comarca que, de oeste a este, nos da la bienvenida en las cercanías de Lanjarón y nos despide en Ugíjar. En esta ruta vamos a profundizar en La Alpujarra más reconocida, la que se extiende desde Lanjarón hasta la alpina Trevélez, uno de los pueblos con mayor altitud de España. Una jornada te será suficiente para conocer Capileira y el resto de joyas del Barranco de Poqueira, pero te recomendamos que reserves un fin de semana largo para exprimir todo el juego a esta apasionante comarca de montañas, miradores y pueblos diminutos en los que andar sin rumbo.  

Esperamos que te guste esta superguía con todo lo más importante que ver y cosas a hacer en La Alpujarra de Granada. ¡Vamos allá!

soportales

La puerta de acceso más corriente a La Alpujarra se produce desde la autovía A44 que conecta Granada con Motril. El primer punto de interés -aunque recomendamos que sea el último por si decides a tomarte un buen baño en el balneario-, es Lanjarón. Un pueblo que a todos nos suena por la marca del agua mineral embotellada. No es casualidad que la Organización Mundial de la Salud lo reconozca como uno de los lugares de más longevidad del planeta. Es precisamente la calidad de sus aguas –unida al clima, el aire puro de montaña y la dieta mediterránea– lo que permite a muchos de sus vecinos vivir más de cien años.

Lanjarón nos muestra una estampa única desde que la vemos en lontananza encajado en la falda del Cerro del Caballo. Las 23 fuentes repartidas por su casco urbano nos dan testimonio de su íntima relación con el agua, líquido elemento al cual dedica el museo homónimo. Podemos dirigirnos a cuatro miradores con variadas panorámicas del propio pueblo, de Sierra Nevada, del bosque y del castillo árabe de Lanjarón, erigido sobre un risco en los siglos XII y XIII para controlar el paso por La Alpujarra. Mientras deambulamos por el casco histórico encontraremos muchas tiendas con artículos típicos artesanales de cerámica, mimbre y esparto.

Tienda de artesania Alpujarra

De la capital Órgiva a la terrorífica Soportújar

Proseguimos la ruta para ver la Alpujarra granadina por la A-348 y alcanzamos la considerada como capital de la comarca, Órgiva, situada en una planicie de vegetales y olivares. A pesar de no llegar a 6.000 habitantes es con mucho la localidad más poblada de la zona y también la que presenta rasgos más modernos. El puente de los Siete Ojos -por el que sólo puede transitar un vehículo- salva el cauce del río Guadalfeo dando la bienvenida a Órgiva, donde ya notamos los refrescantes aires procedentes de Sierra Nevada. La iglesia de la Expectación, la Casa Palacio de los Condes de Sástago y la Ermita de San Sebastián son hitos que no podemos dejar de ver.

A tiro de piedra de Órgiva hallamos uno de los lugares más pintorescos de la ruta, Soportújar. ¿Por qué es conocido como el pueblo de las brujas? La leyenda nace tras la expulsión morisca, en época de Felipe II, cuando la zona fue repoblada en familias gallegas. Por un lado estas familias trajeron consigo las historias paganas de “meigas”. Por otro lado se corrió la voz por toda la Alpujarra de que muchas de las mujeres acusadas de hechicería se habían instalado en Soportújar. Así que no es raro que encontremos en sus calles una araña gigante, calderos mágicos, un pozo de los deseos y brujas, muchas brujas.

 

Brujas de Seportújar

  Descubre Combarro, el pueblo de las brujas en las Rias Baixas

  Trasmoz, el pueblo maldito en las faldas del Moncayo

Pampaneira, el pueblo más turístico de La Alpujarra

El Valle del Poqueira y sus tres pueblos, Pampaneira, Bubión y Capileira, que cuelgan de sus laderas constituyen uno de los conjuntos paisajísticos y etnográficos más representativos de la Alpujarra granadina. En estos núcleos encontraremos en su máxima expresión los rasgos característicos arquitectónicos tradicionales de casas encaladas, calles estrechas, empinadas y serpenteantes con pasadizos continuos. De lejos conforman el epicentro turístico de la comarca, con desniveles comprendidos entre los 1.058 y los 1.436 metros de altitud que nos proporcionan insuperables vistas. 

El barranco del Poqueira, situado en la falda sur de Sierra Nevada, es una impresionante cavidad formada por el río del mismo nombre que nace en la zona central de Sierra Nevada y transcurre en dirección sur hasta el río Trevélez. En su margen izquierda hallamos en primer lugar a Pampaneira, la localidad más turística de La Alpujarra como consecuencia de su estratégica ubicación, en plena carretera principal y ocupando la centralidad.

Si te gusta la animación, ver tiendas, comprar souvenirs y disponer de múltiples bares para picotear, Pampaneira es tu sitio. Que no te lleve a engaño el hecho de que apenas posea 350 habitantes. El bullicio turístico es habitual entre ese conjunto de empinadas callejuelas salpicadas de pasadizos con casas encaladas que casi siempre te terminan llevando a una plaza, en este caso la plaza de la Libertad. Lo más distintivo son las acequias habilitadas por el medio de las aceras por las cuales el agua circula cuando llueve.

Valle del Poqueira
Fuente: Gelado (Flickr)

Muévete a pie entre Pampaneira y Capileira

Para conocer Bubión y Capileira podemos tomar una vez más el coche y tener que buscar un aparcamiento que puede no resultar sencillo en temporada alta. Pero también podemos dar rienda suelta a nuestros hábitos más saludables y marcarnos una bonita ruta por el Barranco de Poqueira que nos permitirá conocer estos maravillosos pueblos a pie y tener un acceso privilegiado a las mejores vistas. 

Con tal de ahorrar esfuerzos y tiempo hay quien camina junto a la carretera A-4129 desde Pampaneira a Bubión y Campaneira, por espacio de dos horas y media en camino de ida y vuelta (más el tiempo que dediques a visitar cada población). Pero, ya puestos, por un poco más de tiempo es mucho mejor que completes el sendero semicircular de los Pueblos del Poqueira. En menos de cuatro horas, habremos transitado 10 encantadores kms jalonados por acequias y bosques, huertas y miradores. Puedes descargarte en pdf la información del Sendero de los Pueblos del Poqueira.

Capileira, ¿el pueblo más bonito de La Alpujarra?

Vayamos andando o en coche, sí o sí hay que dedicar un buen rato a descubrir la esencia de Bubión y Capileira. Bubión es el que mejor conserva mejor las construcciones tradicionales y los célebres terraos, esos llamativos tejados planos que se sustentan con grandes vigas de madera y que además sirven como terraza a la casa de arriba. Podemos conocerlas por dentro en el museo Casa Alpujarreña, una vivienda del siglo XVI por la que parece no haber transcurrido el tiempo. Los antiguos lavaderos, la ermita de San Sebastián y el Castañar Centenario también debemos anotarlos en la hoja de ruta.

Capileira es sin duda el pueblo más conocido de La Alpujarra granadina y para muchos también el más bonito. Tal vez porque al ser el más alto de los tres, desde sus miradores se disfruta de unas vistas excepcionales de Bubión y Pampaneira a sus pies, del barranco Poqueira en todo su esplendor y de las cumbres del Mulhacén y el Veleta a su espalda. Vemos por sus calles abundantes fuentes mientras apreciamos las típicas chimeneas con sombrerito que dominan esas casas encajadas sobre la ladera de la montaña. La  edificación más sobresaliente es la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Cabeza construida en el siglo XVI, de estilo mudéjar.

Capileira
Fuente: Jocelyn Erskine-Kellie

Ver La Alpujarra en 2, 3 o 4 días… ¡RECOMENDADO!

Mucha gente, demasiada, se conforma con otear algunos de los pueblos más bonitos de La Alpujarra en una sola jornada, marcándose un estresante itinerario de ida y vuelta por las mareantes carreteras de la comarca. ¡Hasta el jamón se les atraganta por las prisas! Si apenas quieres llevarte una impresión general de estos pueblos blancos y paisajes de impresión, vale. Pero a poco que quieras perderte por callejuelas sin la esclavitud del reloj, disfrutar de la gastronomía local, visitar nuevos pueblos y hacer alguna ruta de senderismo, ¡pernocta al menos una noche en una de sus bonitas casas rurales!

En Ventederural sabemos mucho de alojamientos buenos, bonitos y baratos para recargar energías para otro día de excursión. Las noches te proporcionarán la tranquilidad que a veces escasea en los epicentros turísticos bajo la luz del sol, sobre todo en una temporada alta que rebosa de visitantes. Y podrás distribuir el tiempo al volante para exprimir todo el jugo a una zona que, quién sabe, igual no tengas la oportunidad de visitar de nuevo. 

¿No os creéis aún que merece la pena degustar estas tierras altas durante un fin de semana? Pues os damos argumentos para que os replanteéis vuestra ruta de viaje. ¡Tomad buena nota!

Trevélez, ¿el pueblo más alto de España?

Que Trevélez sea el pueblo más alto de Granada, sólo accesible por una carretera serpenteante, y se encuentre relativamente aislado respecto al resto de municipios con atractivo turístico de la comarca, desanima a muchos visitantes de un solo día. A menudo Capileira se convierte en la parada final de la ruta en coche por la Alpujarra antes de emprender el camino de vuelta, quedando Trevélez olvidado al necesitar de media hora adicional. 

Sin embargo, Trevélez (sí, sí, con acento en la segunda ‘e’) bien merece un voto de confianza. Es el pueblo del 3: está rodeado por tales valles, y cuenta con tres barrios cincelados por el curso de otros tantos ríos. La altitud a 1.479 metros lo convierte en una de las zonas pobladas más elevadas de España pero encierra el falso mito que la ha considerado como la número uno: Javalambre en Teruel atesora tal honor con sus 1.695 metros. Todavía hoy en día podrás leer en muchos sitios que Trevélez es el pueblo más alto de España e incluso de Europa, tal vez porque computan el hecho de que su término municipal llega hasta el pico del Mulhacén...

Poco importa que no sea el pico más poblado de la península Ibérica -aunque sí de Andalucía-. En todo caso es un deleite recorrer las blancas calles de su empinado casco histórico atravesando los tres barrios con un desnivel de hasta 200 metros. Para ello bastará seguir el itinerario marcado visualmente con señales. Alcanzar alguno de sus miradores y visitar uno de los típicos secaderos de jamón son obligaciones ineludibles. Y es que las condiciones de altura, aires serranos y humedad hacen perfecta esta zona para la obtención de un jamón de primera categoría. ¿Mejor que el de Guijuelo o Jabugo? Para gustos, los colores…

Trevélez
Fuente: Jose Antonio Gelado (Flickr)

Los pueblos ignorados entre el valle del Poqueira y Trevélez

Entre Pampaneira y Trevélez hallamos una serie de pueblos con gran encanto a menudo olvidados por las rutas turísticas. Pequeñas aldeas blancas con entornos naturales igualmente formidables que, al contrario que sus vecinas, habitualmente nos regalan esa preciosa joya que es la soledad. ¿Por qué no te quedas dos o tres días en La Alpujarra de Granada para saborear la verdadera esencia de esta entrañable comarca?

Tienes diversas opciones para elegir. Podemos recomendarte Capilerilla -no confundir con Capileira-, un pequeño núcleo que se recorre en unos pocos minutos donde podemos encontrar casas con cuatro siglos y multitud de senderos para hacer una incursión por el campo. Muy cerca se encuentra la más grande Pitres, el pueblo más importante de la zona de La Alpujarra Central y que brilla con luz propia por el blanco de sus calles y las flores apostadas en cada rincón. Varios barrios se estructuran en torno a la plaza en la que batallaron en la antigüedad los moros contra los ‘bárbaros’ (como vándalos o visigodos) con estos últimos resistiendo hasta el final.

Rutas de senderismo por la Alpujarra de Granada

Trevélez ya pertenece al Parque Nacional de Sierra Nevada y cuenta por lo tanto con la garantía de que tendremos a nuestra disposición un buen ramillete de rutas de senderismo para estrechar lazos con la naturaleza. No hace falta tirar tan alto: en toda la Alpujarra disponemos de itinerarios para hacer senderismo. Entonces sí podremos gritar que conocemos la comarca más allá de la superficialidad. Tienes muchas opciones a cual mejor, de hecho antes ya te propusimos el Sendero de los Pueblos del Poqueira. Ahora te ofrecemos algunas alternativas un poco más exigentes:

Coronar el Mulhacén, el techo de la Península Ibérica

Los 3.479 metros de altitud del Mulhacén pueden parecer un obstáculo infranqueable para la mayoría de mortales. Ciertamente se requiere de unas condiciones físicas medias para conquistar la cima peninsular (y segunda de España, tras el Teide), pero nada sobrehumano. Que tampoco es el Everest, aunque siempre teniendo el debido respeto a la alta montaña. Además, existe un atajo para los menos ambiciosos: tomar un autobús lanzadera enfrente del ayuntamiento de Capileira que te sube al paraje del Cascajar Negro, a 2.574 metros. Desde ahí un carril y posterior sendero nos llevará al Mulhacén en un recorrido de 7,3 kilómetros, con una pendiente media del 12,4%, en unas tres horas. 

Si prefieres desechar cualquier ayuda mecánica, entonces puedes meterte entre pecho y espalda los 24 kms entre Capileira y la cúspide del Mulhacén (ida y vuelta). Salvo que seas Superman o Wonderwoman, reserva con antelación el Refugio de Poqueira para hacer noche y que la parte final del ascenso y todo el retorno sea un recuerdo imborrable, y no una paliza física con evidentes riesgos para la salud. Los senderos son cómodos y la exigencia radica sobre todo en las distancias, el elevado desnivel y en la variable climatología, incluso en verano. Resulta imprescindible monitorizar con antelación la previsión meteorológica, evitando los gélidos y nevados inviernos.

Pico Mulhacén
Fuente: Johannes Schwanbeck (Flickr)

Descubre las Siete Lagunas desde Trevélez

Si nos encontramos en Trevélez podemos decantarnos por una ruta también extensa que penetra en Sierra Nevada pero sin llegar al Mulhacén. A lo largo de 18 kms y 8 horas de recorrido lineal, transitamos por bosques de pino, praderas salpicadas por arroyos, saltos de agua y pequeñas cascadas hasta llegar a las Siete Lagunas. Las vistas desde el valle en el cual se encuentran las lagunas es apoteósica, dejando la mole del Mulhacén a un lado. Una excursión perfecta para los días largos de verano que pueden acabar con bañito en las congeladas aguas del Trevélez, río truchero, antes de la bien ganada jarra de cerveza acompañada de la tapita de jamón.

Poner el kharma en orden en el Centro Budista O Sel Ling

Dentro del término municipal de Soportújar, aunque a media hora en coche por una carretera no en las mejores condiciones, nos sorprende el primer centro budista de España y consagrado por el Dalai Lama. O Sel Ling (“lugar de luz clara”) recibe al visitante con una rueda de oraciones y permite una visita parcial de las instalaciones a través de un sendero gratuito. Si estás cabreado con el mundo y necesitas un descanso, puedes hacer un retiro espiritual temporal o al menos un curso de meditación. Y aunque no lo estés, te sentirás recompensado con las fabulosas vistas al Barranco de Poqueira y al valle de Órgiva desde esos 1.600 metros de altura donde la tranquilidad se hace ser.

Templo budista O Sel Ling
Fuente: Facebook O Sel Ling

Un baño relajante en el Balneario de Lanjarón

¿Encuentras mejor forma de acabar un viaje por La Alpujarra que relajándote en las aguas terapéuticas de Lanjarón? Si has coronado el Mulhacén, desde luego que te lo mereces. Cuenta una leyenda popular que en el año 1774, un enfermo desahuciado bebió de estas aguas y sanó. Desde entonces la popularidad de estos manantiales fue creciendo cada vez más por la variedad y riqueza minerales, adquiriendo una trascendencia internacional que atrajo a celebridades como Virginia Woolf, Manuel de Falla o el propio Federico García-Lorca. Puedes acogerte a uno de los programas termales del Balneario de Lanjarón.

También te puede interesar:

Fuente de los Baños en Montanejos, piscina natural para todo el año con propiedades minerales 

Mapa de la ruta por La Alpujarra granadina

Con baño o sin baño relajante, estamos convencidos de que dejarás La Alpujarra granadina como nuevo, desconectado y con aires nuevos. ¿Hemos dejado en el tintero algún lugar imperdible? 

Si te ha gustado esta entrada, difúndela por redes sociales y déjanos un comentario. ¡Hasta la próxima, rurales!

Agregar comentario

Debes estar registrado para publicar un comentario.

Restablecer tu contraseña