fbpx
Publicar Alojamiento
Iniciar sesión / Registrarse
EUR
    Buscar

    Aún no tienes alojamientos guardados.

    Setenil de las bodegas

    Setenil de las Bodegas. Conjunto histórico de Cádiz

    Setenil de las Bodegas es un pueblo de sol y sombra, un rincón de naturaleza singular y un lugar en el que la arquitectura tradicional ha sabido aprovechar sabiamente su entorno. Además, Setenil de las Bodegas también es un municipio acogedor y un destino perfecto para disfrutar paseando por sus calles y saboreando la gastronomía andaluza en un marco incomparable.

     

    El equipo de Ventederural, buscador de casas rurales, analizamos todo lo relacionado con Setenil de las Bodegas un lugar con encanto que no debe faltar en tu lista de escapadas rurales

    Ubicación de Setenil de las Bodegas

    Setenil de las Bodegas es un municipio español de la provincia de Cádiz, (Andalucía). Su entramado urbano está declarado Conjunto Histórico en 1985, cuyo centro está incrustado en el tajo formado por el río Guadalporcún a su paso por la ciudad. Forma parte de la ruta de los pueblos blancos, y está conectado a la línea ferroviaria Bobadilla-Algeciras a través de la estación de Setenil. Se encuentra a una altitud de 640 metros y dista 157 kilómetros de la capital de provincia, Cádiz y a 18 kilómetros de Ronda (Málaga). En 2018 contaba con 2.732 habitantes. La extensión de su término municipal es de 82 kilómetros cuadrados y tiene una densidad de 36,45 hab/km².

    ¿Cómo llegar a Setenil de las Bodegas?

     Como siempre, desde Ventederural te ofrecemos diferentes formas de llegar a Setenil de las Bodegas:

    • En coche

    Si te vas a desplazar desde cualquier Comunidad Autónoma que no sea Andalucía, tomar la dirección de la autovía A-4 de Andalucía y seguir las indicaciones hasta llegar al punto de destino.

     

    • En autobús

    Desplazarte desde cualquier punto de la península hasta Málaga y tomar un autobús hasta Setenil.

     

    • En tren

    A través de la línea de ferrocarriles nacionales (RENFE), hasta la estación de Setenil que se encuentra a 7 kilómetros del Municipio.

    El clima en Setenil de las Bodegas

    El tiempo en Setenil de las Bodegas es cálido y templado. Hay más precipitaciones en invierno que en verano en Setenil de las Bodegas. La temperatura media anual es 15.5 grados centígrados en Setenil de las Bodegas.

    El mes más seco es julio, con 2 mm de lluvia. Con un promedio de 115 mm, la mayor precipitación cae en diciembre, agosto es el mes más cálido del año. La temperatura media en agosto es de 24 grados centígrados. Enero tiene la temperatura media más baja del año, es 8.7 grados centígrados. Hay una diferencia de 113 mm de precipitación entre los meses más secos y los más húmedos.

    Origen e historia de Setenil de las Bodegas

    Sobre sus orígenes primitivos se han encontrado importantes yacimientos arqueológicos que nos retrotraen al período Neolítico. De la etapa antigua conocemos que en sus cercanías se ubicaba la colonia romana Laccipo. No obstante, es de la época bajo medieval cuando data el primitivo asentamiento urbano en el mismo lugar que el actual. En el espacio denominado La Villa se encontraba el antiguo poblado almohade al cobijo de las murallas de su castillo en torno al cual se comenzó a generar su desarrollo urbanístico.

     

    La conquista de la villa era fundamental para la corona en su avance hacia Granada, y el sitio de 1407 no proporciona el fruto deseado. Desde ese momento Setenil es considerado casi inexpugnable y puerta fundamental para la conquista del reino nazarí. Desde los tiempos de Juan II de Castilla hasta el reinado de los Reyes Católicos se producirán siete sitios, siendo el último -21 de septiembre de 1484- el que conduce a la victoria. Bajo dominio cristiano Setenil es declarada villa de realengo y recibe de los monarcas la Carta de Privilegios en 1501, donde se dispone un elevado número de franquicias y beneficios equiparables a los que en ese momento gozaba Sevilla

    Tras los primeros momentos de la repoblación y el repartimiento de casas y tierras, Setenil comienza una nueva etapa en la que sus vecinos, un buen número de los cuales pertenecía al estamento hidalgo, viven de los cultivos de la vid, los cereales, el aprovechamiento del monte, la ganadería y la pesca.

     

    Durante la Edad Moderna Setenil avanza y continúa disfrutando de una privilegiada situación entre los pueblos de la serranía, sólo alterada ocasionalmente por la presencia de tropas que en diversas circunstancias se aprovisionan de la villa, con el consiguiente perjuicio económico para sus habitantes.

    La entrada del siglo XIX está marcada por las luchas guerrilleras de sus vecinos, que unidos a los de otros pueblos de la serranía gaditana resisten ante el invasor francés que ocupa la península.

     

    En la actualidad, y una vez superados los procesos de emigración de la segunda mitad de nuestro siglo, Setenil continúa desarrollándose siguiendo sus pautas tradicionales de signo fundamentalmente agrícola, a las que se une el aprovechamiento turístico de un pueblo que, por lo excepcional de su entramado urbano, la belleza de sus alrededores y lo singular de sus festividades se constituye en uno de los más atractivos municipios de la Sierra.

    Setenil de las Bodegas. Entorno natural

    ¿A qué debe Setenil de las Bodegas su singularidad? Pues a ubicarse en un enclave natural muy particular y a la capacidad de sus habitantes de adaptar el medio para su comodidad. Setenil posee una gran variedad de espacios naturales, zonas de dehesa, olivar y monte (atravesadas por kilómetros de vías pecuarias señalizadas) de excepcional riqueza ecológica que se han sabido mantener respetando su entorno. Ideales para practicar senderismo

     

    Setenil se encuentra situado en el borde nordeste de la sierra de Cádiz o ruta de los Pueblos Blancos, ruta que reúne a 19 pueblos con características similares, esto es, la blancura de sus casas y la situación en las zonas altas de las montañas que permitían la defensa en tiempos de guerra. Muchos de estos pueblos están dentro del Parque Natural de Grazalema, verdadera joya botánica, faunística y paisajística de Andalucía.

     

    La composición de la Sierra de Grazalema, básicamente de rocas calizas, genera los típicos fenómenos kársticos: numerosas cuevas, desfiladeros, dolinas. Destacan la Cueva del Gato, por la que un río subterráneo, tras recorrer cinco kilómetros desde la Sima del Hundidero, reaparece vertiendo sus aguas al río Guadiaro; la Cueva de la Pileta, que contiene pinturas rupestres y se puede visitar con restricciones y utilizando candiles; y la Garganta Verde, estrecho y profundo desfiladero que sirve de único desagüe a toda la Sierra del Pinar.

     

    En la vegetación, El pinsapar o bosque de altos abetos locales, es la formación vegetal más característica y definitoria del espacio, encontrándose en la Sierra del Pinar. El pinsapar es un bosque denso y sombrío, acompañado de encinas y quejigos (Quercus faginea). Los estratos arbustivo y herbáceo son pobres debido a la escasez de luz y a una gruesa capa de acículas de difícil descomposición. También se pueden encontrar otras formaciones vegetales de gran valor, como encinares, alcornocales, quejigares, acebuchales y bosques de ribera.

    En cuanto a la fauna, son más de doscientas las especies de vertebrados catalogadas: siete especies de peces, treinta y cuatro entre anfibios y reptiles, cuarenta y cuatro de mamíferos y más de ciento treinta especies de aves. Muchas de ellas están incluidas en algunas de las normativas de protección nacional e internacional.

    En el entorno de Setenil también están cerca:   La monumental ciudad de Ronda, Arcos de la Frontera, el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, el Parque Natural de los Alcornocales, la Garganta de El Chorro y el Valle del Genal entre los lugares más significativos de su entorno.

    Turismo en Setenil de las Bodegas

    El turismo en Setenil de las Bodegas es actualmente uno de los pilares básicos de la economía local. Es una realidad de la misma manera que se puede afirmar:

    • El crecimiento paulatino del número de visitantes.
    • El amplio margen de mejora del sector turístico local.
    • Las distintas líneas de negocio por explotar relacionadas directa e indirectamente con el turismo.
    • La necesidad de establecer los bases para conseguir un crecimiento sostenido, estable en el tiempo y a la altura de las posibilidades de la localidad.

    La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Setenil de las Bodegas pretende también de forma complementaria a las herramientas ya existentes servir de nexo entre visitantes y empresarios turísticos, a través de realizar programas de promoción exterior, participar en ferias turísticas como Fitur, asesorar y buscar formación para la mejora del empresariado turístico setenileño, poner en funcionamiento planes de embellecimiento urbano.

    A continuación, te mostramos los lugares más destacados y recomendados en Setenil de las Bodegas. Descubre qué puedes ver en Setenil de las bodegas y los mejores lugares de interés que puedes visitar en Setenil de las bodegas.

    ¿Qué ver en Setenil de las Bodegas?

     

    Desde Ventederural te recomendamos no perderte el patrimonio histórico- cultural de Setenil de las Bodegas.

    Setenil de las Bodegas ha crecido entre los cortados de roca horadados por las aguas de varios ríos y sus afluentes, que en su conjunto han dado lugar a un llamativo cañón fluvial. Los ríos Tejo y Setenil, alimentados por varios arroyos, han moldeado el terreno desde tiempos inmemoriales, dejando salientes rocosos y cuevas naturales que ya en la antigüedad los habitantes de la zona aprovecharon para conseguir cobijo. Se estima que ya en la prehistoria estas formaciones fueron aprovechadas por nuestros parientes lejanos, quienes muy posiblemente las utilizaron como refugio natural a modo de viviendas trogloditas. Los techos de roca natural ennegrecidos, que fácilmente se pueden observar paseando bajo ellos, son posiblemente un testimonio de todos los antiguos fuegos encendidos al resguardo de estos pintorescos voladizos.

     

    Pasado el tiempo las oquedades naturales en la roca se fueron cerrando mediante el levantamiento de fachadas en su entrada, creando así viviendas más protegidas del exterior. Gracias a ello el interior de estas pétreas casas disfrutan de un microclima con una temperatura fresca durante los meses de calor y una temperatura más cálida durante los meses fríos. Este aprovechamiento del cañón fluvial condicionó el crecimiento y la distribución de las calles de la localidad que hoy se puede ver en Setenil de las Bodegas. Desde los miradores de las zonas más altas, hay varios, es fácil ver como el núcleo rural ha ido siguiendo el espacio que han despejado las aguas superficiales.

    Varias de las calles ofrecen buenos ejemplos de las singulares cuevas del pueblo, pero sin duda las más populares son las Cuevas de Sol y las Cuevas de la Sombra. Como su nombre indica, se denominan en función de la cantidad de luz que reciben. Ambas son posiblemente las calles más populares y las más transitadas, principalmente por ser también las más llamativas.

    calle Cuevas del Sol en Setenil de las Bodegas

    Las calles Cuevas de Sol orientan sus fachadas al sur, siendo más cálidas que las de umbría. Como resultado, en la actualidad, un mayor número de terrazas para tomar algo, aprovechando el solecito, se concentran frente al lado de sombra. Aunque en verano seguro que se agradece más estar en el lado sombrío.

    Desde la Calle Cuevas del Sol, atravesando dos pequeños puentes, se accede a otra de las calles más importantes que ver en Setenil de las Bodegas, la Calle Cuevas de la Sombra. En esta calle también encontraréis casas cuevas donde debido a la estrechez de la calle apenas llega la luz del sol. Aquí encontraréis establecimientos de alimentación y diversas pastelerías artesanas muy coquetas.

    Si se quieren ver cuevas que aún mantienen su función como viviendas hay que dirigirse a la calle Jabonería, Las Caballerizas o La Herrería. Todas ellas no muy lejos de las más populares.

    Al margen de esta arquitectura tradicional, también merece la pena perderse por el resto de calles de casas encaladas, acercarse a su castillo, una fortaleza Nazarí del siglo XIII, y a su Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de estilo mudéjar y gótico. Estos dos interesantes testimonios monumentales del pasado se encuentran en la parte alta, por lo que el paseo desde las calles de sol y sombra ofrece un interesante recorrido para conocer lo más destacado del pueblo.

    Otros monumentos laicos y religiosos a destacar son:

    • Ermita de San Sebastián: construida a comienzos del siglo XVI y situada en la parte más alta del pueblo es el edificio cristiano de Setenil.
    • Ermita de Nuestra Señora del Carmen: situada en el barrio del Cerrillo, su construcción data del s. XVIII, puede ser visitada pidiéndolo en la casa adjunta o casa de la santera.
    • Ermita de San Benito: situada en el barrio del mismo nombre, se construyó en el siglo XIV-XV. Sirve de templo de referencia para la hermandad y Nuestro Padre Jesús (los negros).
    • Antigua Casa Consistorial: construida posiblemente a comienzos del s. XVI, sobresale por albergar un rico artesonado de tracería mudéjar de par y nudillo, en cuya banda inferior puede leerse una inscripción conmemorativa sobre la fecha en que Setenil fue conquistada por los Reyes Católicos el 21 de septiembre de 1484. En la actualidad, este edificio alberga la Oficina de Turismo de Setenil.
    • Torreón: construido entre los siglos XII y XIII fue tomada a los árabes en 1484. Edificio singular y versátil que tras la restauración hace unos años sirve para distintas exposiciones.
    • Muralla: situada en el perímetro de la zona conocida como la villa. Su reciente restauración en distintas fases pone en valor toda la zona y cambia la imagen típica de Setenil.

    ¿Qué hacer en Setenil de las Bodegas?

    Setenil de las Bodegas es un pueblo de sol y sombra, un rincón de naturaleza singular y un lugar en el que la arquitectura tradicional ha sabido aprovechar sabiamente su entorno. Además, Setenil también es un municipio acogedor y un destino perfecto para disfrutar paseando por sus calles y saboreando la gastronomía andaluza en un marco incomparable. Sumérgete en la auténtica atmósfera de Setenil de las Bodegas. Hay muchas cosas que ver y qué hacer y, a pesar de las pequeñas dimensiones del pueblo, necesitarás unas horas para hacerlo todo.

    RUTA

    Setenil forma parte de la fascinante Ruta de los Pueblos Blancos de la provincia de Cádiz. Sin embargo, si eres amante de la naturaleza, desde Ventederural te recomendamos algunas de las rutas más interesantes:

    • Ruta de los Molinos: un recorrido de 6 kilómetros que une Setenil con la localidad de Alcalá del Valle. El nombre proviene de dos   molinos de maíz situados a lo largo del Arroyo de Alcalá. Los paisajes naturales que disfrutarás durante esta ruta son magníficos y están provistos diferentes puntos de interés, como paredes rocosas y acantilados escarpados.
    • Ruta de los Escarpes del Río Trejo: este recorrido de 5 kilómetros va de Setenil a Olvera, bordeando el río Trejo y los magníficos paisajes creados por la fuerza del caudal de agua.
    • Ruta de los Bandoleros: esta ruta de 11 kilómetros te lleva desde Setenil hasta las ruinas de Acinipo, cerca de Ronda. Pasa por la zona donde los bandidos solían atacar. Destacan los caseríos, el río Guadalporcún y la ruina romana de Acinipo.
    • Ruta de la Cañada de Málaga: esta ruta ayudó a Setenil a hacerse un nombre entre las empresas de Sevilla, Málaga y Ronda. Atraviesa la antigua ruta de Osuna (conocida como Ruta del Viajero Setenil de las Bodegas).

    Gastronomía en Setenil de las Bodegas

    En definitiva, una de las mejores o más eficaces formas de conocer la cultura de Setenil de las Bodegas es a través de la gastronomía. El plato característico de Setenil es la sopa cortijera hecha de pan, aceite de oliva, espárragos y huevo duro. Otras deliciosas especialidades son las batatas con miel, los huevos revueltos con espárragos y morcilla o setas, el conejo a la Serrana y la exquisita carne curada.

     

    ¿Dónde comer en Setenil?

    Cuevas del Sol y Cuevas de la Sombra acogen numerosos bares y restaurantes, donde degustar la suculenta cocina en un ambiente de lo más pintoresco.

    Alojamiento en Setenil de las Bodegas

    Si quieres visitar el singular municipio de Setenil de las Bodegas, puedes alojarte en las casas rústicas de su entorno. En cualquier caso, si no encuentras la villa que buscas en este pueblo blanco gaditano, siempre puedes echarle un vistazo a las de Ronda, ya que esta localidad se encuentra a solo 17 kilómetros de Setenil.

     

    ¿Dónde dormir en Setenil de las Bodegas?

    El tipo de alojamiento idóneo es la casa rural, te permitirá cumplir tu objetivo envuelto por sitios como las Cuevas de San Román, las Ruinas de Acinipo o los Dólmenes de Tomillos. En este punto de Cádiz dispones desde casas rurales para parejas, casas rurales para grupos, casas rurales con piscina o casas rurales que admiten mascota. Una gran variedad de combinaciones según tus requisitos, por lo tanto, siempre hallarás las casas rurales más baratas en Setenil de las Bodegas.

     

    A la hora de consultar sobre reservas y tarifas, no dejes de mirar en Ventederural.

    Etiquetas

    Agregar comentario

    Debes estar registrado para publicar un comentario.

    Restablecer tu contraseña