fbpx
Publicar Alojamiento
Iniciar sesión / Registrarse
EUR
    Buscar

    Aún no tienes alojamientos guardados.

    Turismo rural en Cantabria

    Explora las rutas del turismo rural en Cantabria

    ¡Bienvenido a un nuevo post! En esta ocasión el equipo de Ventederural, buscador de casas rurales, queremos hablaros de Cantabria, un auténtico paraíso para todos aquellos amantes de la naturaleza.

    El norte de España, se caracteriza por sus verdes paisajes, su tranquilidad y sobre todo su excelente gastronomía. A lo largo de este artículo desvelaremos un poco de la historia de Cantabria, además de conocer cómo es su entorno natural, su turismo característico… y muchas cosas más. ¿Comenzamos?

    ¿Dónde está Cantabria?

    Cantabria es una comunidad española uni-provincial  que puede definirse como una comunidad histórica en su Estatuto de Autonomía. Limita al este con el País Vasco, al sur con Castilla y León, al oeste con el Principado de Asturias y al norte con el mar Cantábrico.

     

    Su capital, es la ciudad de Santander, siendo una de sus localidades más pobladas. Tiene una fuerte vinculación histórica con el Ducado de Cantabria, Las Asturias de Santillana, la Hermandad de las Cuatro Villas, la provincia de los Nueve Valles y la provincia de Santander.

    ¿Cómo llegar a Cantabria?

    Como siempre, desde Ventederural te ofrecemos diferentes formas de llegar a Cantabria:

    Como llegar en coche

    Las entradas principales por carretera a Cantabria son:

    •  Autovía del Cantábrico (A-8/E-70): acceso desde Vizcaya o Asturias (misma dirección que la N-634).
    • Autovía de la Meseta (A-67): acceso desde Palencia (misma dirección que la N-611).
    • N-634: cruza la provincia de este a oeste (de Vizcaya a Asturias, pasando por Torrelavega).
    • N-611: acceso desde Palencia.
    • N-623: acceso desde Burgos-Madrid.
    • N-621: acceso desde León.

    Como llegar en tren

    Renfe opera trenes de larga distancia a Santander desde las ciudades de Madrid, Alicante y Cádiz, parando en otras ciudades intermedias como Valladolid, AlbaceteSegovia o Sevilla, entre otras.

    Desde Santander, si quieres ir a otras localidades cercanas, tienes servicios de FEVE y también de Cercanías de Renfe.

    Como llegar en avión

    En Cantabria existe un aeropuerto, el Severiano Ballesteros-Santander, que conecta la región con diferentes puntos de España como MadridBarcelonaMálaga, Alicante o las Islas Canarias y Baleares.

    Como llegar en autobús

    Los autobuses de la empresa ALSA que unen Santander con diferentes localidades de España.

    Descubre la historia de Cantabria

    Con las pinturas de Altamira, Cantabria se anticipa casi 10.000 años, al gran arte de las civilizaciones orientales, y ofrece al hombre moderno el primer testimonio de la genialidad de la especie.

    La esplendorosa manifestación artística que, repartida por las paredes de cuevas y yacimientos arqueológicos se manifiesta en Europa desde el paleolítico medio y superior, logró algunas de sus cumbres expresivas más universales en las entrañas de esta región. Además de Altamira destacan las maravillas conservadas en las cuevas de Puente Viesgo, El Pendo o La Garma.

    romanizacion turismo rural cantabria

    El proceso de la romanización de Cantabria estaba ya concluido en el siglo IV después de Cristo. Restos de esta nueva situación son las ruinas romanas de Julióbriga y de Camesa-Rebolledo, así como los materiales aparecidos en Castro Urdiales, Santoña y Santander, y las estructuras viarias de las calzadas que aún quedan visibles en determinados trayectos.

    Desarticulado el Imperio Romano, los visigodos intentaron reiteradamente someter al pueblo cántabro, sin que sus asaltos ni operaciones de castigo consiguieran tal objetivo. El proceso de aculturación romanizadora y religiosa culminó a partir del año 711, con la invasión árabe en la península, acontecimiento que provocaría el repliegue hacia las montañas norteñas de población hispano-romana.

    En los siglos VIII Y IX, Alfonso I y su sucesor Alfonso II atraviesan los montes y cimientan la contención de los avances musulmanes. La monarquía astur-cántabra iniciará así la empresa de recomponer la unidad de España. Poco a poco se implanta el sistema feudal que comienza antes en Liébana (más densamente poblada y más cerca de la corte astur.

    En el siglo XII tenemos una Cantabria dominada por los grandes monasterios y unos pocos señores, con una parte del campesinado libre y otra en régimen feudal. Así como la Alta Edad Media se caracterizó por el poder de los dominios monásticos, la Baja Edad Media supone el dominio de los señoríos laicos, mientras que los monasterios pierden su poder, perdurando solo en Santillana y Santander.

    Con el siglo de las Luces, concejos, valles y nobles cortesanos se empeñaron en articular la tierra mediante la creación de la provincia de Cantabria, mientras la Corona elegía a Santander como puerto estratégico en el norte. 

    palacio de la magdalena en Cantabria

    La residencia veraniega de los reyes en el Palacio de la Magdalena y la acción de patricios como los marqueses de Comillas, Manzanedo y Valdecilla, propiciaron importantes inversiones en infraestructuras sanitarias, culturales y deportivas. La voluntad de la mayoría precipitó en la aceptación por las Cortes Generales de la creación de la Comunidad Autónoma de Cantabria, en 1981.

    Cantabria. Entorno natural

    Cantabria es una región de carácter montañoso y costero y con un importante patrimonio natural. Su enérgico relieve hace que el 40% de su superficie se sitúe por encima de los 700 metros de altitud y un tercio de la región presenta pendientes de más del 30% de inclinación. En ella se distinguen tres áreas morfológicamente bien diferenciadas:

    • Franja costera de valles bajos, amplios y de formas suaves de unos 10 kilómetros de ancho cuya altitud No suele superar los 500 metros. Limita con el mar configurando abruptos acantilados que son rotos por la aparición de desembocaduras de ríos generando rías y playas.
    • Es una larga barrera de montañas abruptas paralela al mar que componen parte de la cordillera Cantábrica. La mayor elevación de Cantabria se localiza en el pico de Torre Blanca (2.619 metros)
    • Con un clima más continentalizado, presenta un desarrollo óptimo de masas forestales.

     

    Clima de Cantabria

    Cantabria posee dos climas bien diferenciados, el clima templado atlántico templado y el clima mediterráneo, con una temperatura media a nivel del mar de unos 16 grados centígrados y en altitud una temperatura media de 10 grados centígrados.

     

    El clima templado atlántico templado es húmedo, ya que recibe la influencia de los vientos dominantes del oeste que traen masas de aire húmedas, ya sean estas polares o tropicales. 
    El efecto barrera que ofrece la Cordillera Cantábrica da a los valores del clima un fuerte gradiente entre el norte y el sur. Pasada la línea de cumbres hacia el valle del Ebro el Efecto Foehn hace que el clima sea más seco y con mayores contrastes térmicos. La región queda bajo la influencia del clima mediterráneo.

    Hay que señalar que la comarca de Liébana, cerrada entre los Picos de Europa y Peña Sagra, constituye una excepción climática, ya que, aunque está dentro del dominio oceánico presenta rasgos claramente mediterráneos. La nieve es frecuente en las partes altas de Cantabria entre los meses de octubre y marzo.

    Hidrografía de Cantabria

    Los ríos cántabros son cortos, rápidos y poco caudalosos; salvan unas considerables pendientes al estar el mar próximo a su nacimiento en la cordillera Cantábrica. Sus recorridos suelen ser perpendiculares a la costa, si exceptuamos el río Ebro, y poseen un caudal más o menos persistente a lo largo de todo el año motivado por unas precipitaciones por lo general constantes.

    Recursos naturales

    La flora de Cantabria es el resultado de tres factores determinantes: el clima, la composición del suelo, directamente dependiente de los tipos de rocas existentes, y la historia evolutiva de las distintas formaciones vegetales. Desde el punto de vista de su flora, Cantabria se localiza entre dos regiones biogeográficas. La mayoría del territorio pertenece a la región eurosiberiana, pero el extremo meridional forma parte de la región mediterránea. Esta situación fronteriza tiene un efecto directo en las características del paisaje vegetal de la región, en el que se entremezclan especies mediterráneas y especies atlánticas, que enriquecen la composición botánica de los distintos ecosistemas existentes.

    La fauna vertebrada en Cantabria presenta una amplia diversidad gracias a la variedad de nichos ecológicos existentes en la región y a la posición geográfica de la misma, equidistante entre el mundo mediterráneo del sur peninsular y el cercano mundo de la Europa  atlántica.

     A pesar de su escaso tamaño, Cantabria posee un buen número de espacios protegidos. Integran la Red de Espacios Protegidos de Cantabria. El más importante de ellos es el Parque Nacional de los Picos de Europa, que afecta además de a CantabriaCastilla y León  y Asturias cuya gestión comparten las tres comunidades autónomas.

    Turismo en Cantabria

    A continuación, te mostramos los lugares más destacados y recomendados en Cantabria. Descubre qué puedes ver en Cantabria y los mejores lugares de interés que puedes visitar en Cantabria.

    ¿Qué ver en Cantabria?

    Desde Ventederural te recomendamos no perderte del patrimonio histórico- cultural y natural de Cantabria:

    Fuente: turismocantabria.net

    Cantabria guarda en su interior la mayor densidad de cuevas con arte rupestre del mundo, más de 60con pinturas en sus paredes. Altamira y las otras nueve cavidades declaradas Patrimonio de la Humanidad son el símbolo universal de esta valiosa herencia paleolítica que convive con otro legado subterráneo no menos sorprende: las más de 6.500 cuevas de impresionantes formas geológicas y paisajes espectaculares como El Soplao.

    Cantabria destaca también por las importantes muestras artísticas y arquitectónicas pertenecientes a diferentes periodos históricos.

    Por un lado destacan los vestigios megalíticos como los del Pico Las Nieves; los asentamientos romanos de la comarca de Reinosa, con las ruinas de Juliobria, Camesa-Rebolledo y el arte prerrománico del templo de Santa Maria de Lebeña así como los valiosos ejemplos de iglesias rupestres de Campoó y Valderredible.

    También se conservan numerosas iglesias románicas, como la Colegiata de Santillana del Mar, la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, la Colegiata de San pedro de los Cervatos y la Colegiata de San Martín de Elines.

     

    La Iglesia de Santa Maria de la Asunción en Castro Urdiales se trata de la obra gótica más destacada de Cantabria. Numerosos Palacios y Casonas pertenecen al periodo que va comprendido entre los siglos XVI y XVII, que va desde el Renacimiento hasta el Barroco. Algunos conjuntos históricos sobresalientes son los de Liérganes, Alceda, Cartes, Potes y sobre todo Santillana del Mar.

    En cuanto a la arquitectura del siglo XIX el Palacio de Sobrellano, la Universidad Pontificia, el Capricho de Gaudí y el cementerio y El Angel de Llimona, en Comillas, como muestra del neogótico y el modernismo catalán.

    Reflejo del arte del siglo XX, resalta el Palacio Real de la Magdalena y el Casino del sardinero  en Santander. 

    cantabria
    Fuente: Santander.es

    Cantabria cuenta con algo más de doscientos kilómetros de litoral, extensión que encierra una gran diversidad paisajística. En su perfil costero se alternan acantilados abruptos, pequeñas islas, estuarios profundos, espaciosas bahías y preciosas playas. De los seis espacios naturales protegidos de la región, tres se hallan ligados directamente al litoral: el Parque Natural de Oyambre, el Parque Natural de las Dunas de Liencres y el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. Cerca de un centenar de playas de alto valor natural y paisajístico se suceden en el perfil costero de Cantabria. Pequeñas y recoletas calas comparten el ambiente marino con amplios arenales. Los entornos que las circundan son excepcionales: verdes praderías, suaves colinas o encrespadas montañas.

     

    La mayoría son de fácil acceso con la salvedad de unas pocas lo que, por otra parte, ha propiciado su mejor conservación.  Destaca la gran cantidad de playas aptas para la práctica del surf. Somo y Loredo, en Ribamontán al Mar (primera reserva de surf de España); Valdearenas y Canallave, en Piélagos, Los Locos, en Suances y Merón, en San Vicente de la Barquera, son algunos de los mejores ejemplos de un deporte en el que Cantabria es pionera en España. En el litoral de Cantabria se emplazan una serie de localidades que a lo largo de la historia tuvieron un papel relevante como puntos clave del comercio y la pesca y que, en épocas recientes, se han convertido en importantes focos turísticos. Son las denominadas “Cuatro Villas de la Costa de la Mar”: Castro Urdiales, Laredo, San Vicente de la Barquera y Santander, existen también otras villas de encantador ambiente vinculado al mar como la aristocrática Comillas, Suances, o Santoña, puerto de referencia del Cantábrico en la pesca del “bocarte”.

    Es tan imponente y sobrecogedora la Naturaleza en esta tierra que ha dado nombre a los dos accidentes geográficos que por este lado definen a la Península Ibérica: la cordillera Cantábrica y el mar Cantábrico.

    Cantabria cuenta con un Parque Nacional (Picos de Europa) y cinco Parques Naturales (Saja-Besaya, Oyambre, Collados del Asón, Dunas de Liencres y Marismas de Santoria, Victoria y Joyel).

    Otros espacios de interés. El des­filadero de La Hermida, puerta de entrada a Liébana, es una angosta garganta de roca caliza tallada por el río Deva a lo largo de 20 kilómetros. Las rías de Tina Mayor y Tina Menor son las rías más occidentales de Cantabria y conforman la desembocadura de los ríos Deva y Nansa, uno de los lugares más bonitos del litoral cántabro. El pantano del Ebro, el mayor embalse de España, baña las tierras de Campoo, de elevada altitud pero de suaves desniveles y el Ecoparque de Trasmiera, “Un museo abierto al cielo”, está ubicado en el municipio de Arnuero. Su objetivo es promover una nueva gestión y uso del territorio basados en la recuperación y revalorización del patrimonio histórico, cultural y natural.

    ¿Qué hacer en Cantabria?

    Viajar en familia es una de las actividades más reconfortantes que actualmente pueden realizarse ante la exigencia del trabajo impuesta en la mayoría de las ciudades, en las cuales esfuerzo y ocio resulta a veces difícil de compaginar. Cantabria ofrece variadas posibilidades para la práctica de esta modalidad vacacional tan extendida, en donde el protagonista es la diversión en familia. Desde Ventederural te sugerimos o recomendamos algunas propuestas a sabiendas que el viajero podrá encontrar otras posibilidades igualmente satisfactorias.

     

     Al aire libre encontramos los poblados cántabros de Argüeso y Cabezón de la Sal, lugares que recrean los modos de vida y costumbres de los primitivos cántabros; las ruinas romanas y la Domus (museo que reconstruye una antigua casa romana) de Julióbriga, el teleférico de Fuente Dé, que permite acceder al corazón del macizo central de los Picos de Europa, a 1.800 metros de altitud; la estación invernal de Alto Campoo, o el desembarco de Carlos V, en Laredo.

     

    Santander ofrece magníficas posibilidades para los niños: el parque de La Magdalena situado en la península donde se emplaza el Palacio Real, que tiene un pequeño zoo, un tren turístico y una gran zona de juegos; los paseos y excursiones en barco por la bahía; o la fiesta de los Baños de Ola en El Sardinero.

    El Parque de la Naturaleza de Cabárceno es un espacio concebido para aIbergar animales de los cinco continentes en condiciones de semilibertad en grandes extensiones, tratando de representar el hábitat de origen de cada especie, de manera que su adaptación al parque resulte lo más satisfactoria posible y puedan reproducirse con normalidad. Osos, elefantes, tigres, linces, jirafas, avestruces, cebras, hipopótamos, rinocerontes, leones, campan a sus anchas ante la sorprendida mirada de los visitantes. Destacar el recinto de gorilas, el más grande de España, que sirve de morada a estos grandes simios, y cuyos juegos causan sensación entre los visitantes menudos.

     

    Situado a 17 kilómetros de Santander, el parque de Cabárceno ocupa una extensión de 750 hectáreas. Dispone de una red de carreteras y caminos para visitarlo libremente en coche, contando también con un circuito de senderismo y una instalación de telecabinas para disfrutar de la naturaleza, los animales y del excepcional paisaje. Entre las instalaciones del parque destacan la granja y aula de educación medioambiental, un espacio habilitado para la demostración de técnicas de vuelo y caza de las aves rapaces, otro para la exhibición de leones marinos, un reptilario, en definitiva una forma diferente de conocer el Parque a través de la “Visita Salvaje“, con personal especializado del mismo  y diversas construcciones que albergan servicios de hostelería y tiendas de souvenirs.

     En caso de que las inclemencias meteorológicas impidan disfrutar del aire libre, nada mejor que acercarse a cualquiera de los diferentes museos repartidos por toda la región: la Neocueva y Museo de Altamira (Santillana del Mar), el Museo de la Naturaleza de Cantabria (Carrejo), el Museo Etnográfico de Cantabria (Muriedas), el Museo Marítimo del Cantábrico o el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), en Santander. Asimismo, la cueva de El Soplao (una de las más importantes del mundo por el gran desarrollo y abundancia de sus complejas concentraciones excéntricas), en Rábago, a la que se accede por un tren minero, permitirán disfrutar a los más pequeños de experiencias inolvidables.

    Fuente: artecantabria.com

    Los aficionados a la naturaleza podrán descubrir la belleza y el encanto del paisaje de Cantabria por medio de una completa red de senderos de pequeños y grandes recorridos disponibles a lo largo de toda la geografía regional. La mayoría están bien señalizados y no ofrecen excesiva dificultad. También las Vías Verdes (antiguas vías ferroviarias reconvertidas en itinerarios cicloturistas o senderistas) ofrecen la posibilidad de recorrer lugares menos conocidos pero igualmente hermosos.

    Calzada Romana

    La primera red de caminos que se configura como tal en Cantabria data de la ocupación romana, siendo la base de la configuración del actual sistema de carreteras. 

    calzada romana en cantabria

    La calzada romana del valle del Besaya, que partía de Herrera de Pisuerga (Pisoraca) y Ilegaba hasta Suances (Portus Blendium), de esta calzada aún se conserva en muy buen estado un tramo de unos 5 kilómetros entre Somaconcha (municipio de Pesquera) y Pie de Concha (municipio de Bárcena de Pie de Concha), en una zona montañosa de espesa vegetación.

    El Camino de Santiago por el Norte

    Camino de Santiago por la costa, del que Cantabria forma parte, resulta hoy en día una alternativa muy sugerente para quienes prefieran un recorrido más verde y fresco, salpicado de pequeñas joyas arquitectónicas y lugares santos, y que además permite combinar el placer de la peregrinación con el disfrute del mar.

    El Camino a Santo Toribio de Liébana

    Es una ruta de peregrinación que surge en el siglo VIII para venerar el Lignum Crucis, el cual se encuentra custodiado en el monasterio de Santo Toribio. En 1512, se instaura el Camino Lebaniego, que constituye una variante del Camino de la Costa.

    Golf

    Cantabria cuenta con varios campos de golf repartidos por la región, aunque predominan los situados en la franja costera: El campo histórico de Cantabria es el Real Golf de Pedreña, inaugurado en 1928, ubicado en la localidad de Pedreña, frente a la Bahía santanderina, conocido internacionalmente por ser el lugar donde se formó el legendario Severiano Ballesteros.

    La gastronomía de Cantabria                      

    La privilegiada situación geográfica de Cantabria, con profundos valles atravesados por ríos y montañas y bañada por el mar al que da nombre, le permite disponer de una despensa natural con materias primas de excelente calidad, provenientes tanto del mar como de la tierra. La riqueza y diversidad de sus productos, unido a métodos tradicionales de elaboración, hacen de la comunidad cántabra, un lugar especial para degustar los más exquisitos manjares gastronómicos encuadrados en alguna de las cinco marcas de calidad existentes.

    Los quesos son los grandes protagonistas con tres denominaciones de origen protegida: picón Bejes-Tresviso, queso de nata de Cantabria y quesucos de Liébana. El archiconocido sobao pasiego y la carne de Cantabria conforman las dos indicaciones geográficas protegidas de Cantabria. Diversos alimentos amparados bajo las marcas de Calidad Controlada (patata de Valderredible, pimiento de Isla, miel o aguardiente de orujo de Liébana), Agricultura Ecológica y Vinos de la Tierra de Cantabria, completan el cuadro de honor de los productos gastronómicos cántabros. Aunque sin marca de calidad controlada, también gozan de un excelente prestigio y demanda la quesada pasiega y las anchoas o el bonito en conserva. Entre las preparaciones culinarias regionales que pueden degustarse con regularidad en los restaurantes, destacan especialmente la marmita marinera en la costa y el cocido montañés y el cocido lebaniego en los pueblos del interior.

    Cantabria aporta actualmente la segunda mayor concentración regional de estrellas Michelín de España, tiene cinco restaurantes con este apreciado galardón. Para disfrutar de todas estas excelencias gastronómicas y alojativas, Cantabria dispone del Club de Calidad Cantabria Infi­nita, un selecto grupo de establecimientos que ubicados en casonas y palacios ofrecen al viajero nuevas sensaciones en lugares históricos.

    Alojamiento en Cantabria

    Cantabria dispone de una amplia variedad de alojamientos, acorde con la riqueza de su oferta turística y con la exigencia de sus clientes, lo que origina que las posibilidades se multiplican casi hasta el infinito. Se puede combinar el confort de una habitación de hotel con la libertad que otorga una casa rural  de alquiler barato completo o el contacto con la naturaleza de un camping.

    ¿Dónde dormir en Cantabria? 

    Desde hoteles urbanos de diferentes categorías a los hoteles rurales, casas rurales, casonas rurales,. hostales, albergues y pensiones, pasando por viviendas vacacionales, apartamentos turísticos y campings.

    Si hay algo que diferencia a Cantabria de otras comunidades autónomas radica en las características del tipo de alojamiento que ofrece al turista, donde en los últimos años ha experimentado un desarrollo importante en facilidades al visitante que busca alojamientos específicos por condiciones de accesibilidad (personas con discapacidad), alojamiento con mascotas, o recintos turísticos especializados para el disfrute de los más pequeños.

     

     A la hora de consultar sobre reservas y tarifas, no dejes de mirar en Ventederural.

    Asimismo, toda la información sobre los establecimientos para dormir en Cantabria  está disponible en la página oficial de Turismo de Cantabria.  

    Etiquetas

    Agregar comentario

    Debes estar registrado para publicar un comentario.

    Restablecer tu contraseña